KPI polar dedo

¿Cuál es tu KPI Polar?

¿Es posible encontrar un único KPI que refleje el valor clave que tu empresa ofrece a sus clientes?

 

La Estrella Polar es aquella que, en el hemisferio norte, se alinea con el eje de la Tierra, por lo que todo el cielo del norte rueda a su alrededor. Ha inspirado una idea para la gestión del negocio, primero a las empresas tecnológicas de Silicon Valley y luego a otras empresas internacionales. En el blog de growthhackers.com se define así el KPI Estrella Polar:

“La métrica Estrella Polar es la métrica única que mejor captura el valor clave que tu producto ofrece a los clientes”.

Suena como una idea atractiva porque, si lo utilizas correctamente, podría proporcionarte la dirección perfecta hacia la cual toda tu empresa debería apuntar para el logro de su propósito. 

Growthhackers suministra ejemplos de su aplicación en empresas muy conocidas como “Airnb”, “Quora” y “Facebook”, pero en ellos parece que se ha perdido el meollo del asunto ­– el valor clave para los clientes. Cada una de esas empresas establece su KPI Polar centrándose en el uso de su producto, no en el valor que crea para los clientes. Pero el uso es a menudo un pobre sustituto para el valor, no importa lo fácil que sea medirlo. Y puede conducir a decisiones equivocadas.

¿Cómo encuentras tu KPI Polar?

Es muy difícil definir un KPI Polar siguiendo las directrices de Growthhackers para crear una:

  1. Debería indicar que tu usuario experimentó el valor central del producto
  2. Debe reflejar la participación del usuario y el nivel de actividad.
  3. Debe ser la “cosa” que indica que el negocio va en la dirección correcta.

Las directrices son muy vagas y hasta parece que la 1 y la 2 entran en conflicto entre si.

Un buen diseño de métricas o KPI tiene que ser muy deliberado y debe comenzar con una declaración de resultados clara y medible acerca de lo que la empresa considera el valor principal que aporta a sus clientes.
En Grow.com sugieren que una organización no tiene solo una métrica Polar, sino que cada departamento o proceso debería tener la suya propia. Es un poco como construir un sistema o jerarquía de medidas, como el Mapa de Resultados PuMP, donde cada unidad de negocio está limitada a una medida. Al igual que cualquier tipo de medida de desempeño, un KPI Polar es útil cuando provee evidencia del logro de los resultados que más importan. 

La clave para encontrar una útil para tu organización es, en primer lugar, tener toda claridad a la hora de definir exactamente qué ‘valor clave’ ofrece el producto de tu empresa, servicio u organización a sus clientes. Cuando lo tengas articulado de forma clara y medible, sólo tienes que incluirlo en un proceso formal de diseño de KPI.

¿Debería tu empresa adoptar un KPI Polar?

Definitivamente, si es una empresa pequeña o mediana, nada de eso. Simplemente contribuirías a amargarle la vida a todo el mundo. En empresas grandes y multinacionales, tal vez podría contribuir a instilar un sentido de dirección claro y preciso a su multitud de departamentos, que podrían desviarse de otra manera hacía direcciones no deseadas o perjudiciales para la empresa.

¿Estás ya utilizando una métrica de este tipo en tu empresa? Si la quieres compartir, hazlo a través de los comentarios del Blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *