Formación Remota en un Mundo Post-COVID

Antes del impacto devastador de Covid-19, muchas empresas ya estaban buscando trasladar más formación presencial a formatos de aprendizaje remoto por razones de costo y eficiencia. Con la llegada del virus y los confinamientos mundiales de este año, los equipos corporativos de Formación y Desarrollo tuvieron que moverse rápidamente para cambiar a todo en línea. ¿Desencadenará esto una revolución en la forma en que las empresas apoyan y educan a su personal? O, a medida que disminuyan los confinamientos, ¿habrá un cambio de vuelta a la formación presencial, ya que los empleados anhelan el contacto humano?

La formación corporativa tradicional ha tendido a depender del aprendizaje en el aula, reuniendo a un grupo selecto de personas en una sala y compartiendo el material necesario con los participantes en un período de tiempo específico, tal vez una mañana, un día o incluso un curso residencial de una semana. Si bien este tipo de formación seguía siendo ampliamente utilizado, también se había producido un cambio constante hacia un aprendizaje más remoto. Incluso antes de Covid-19 y los bloqueos globales, los avances en tecnología, el uso de más herramientas de videoconferencia y aplicaciones educativas habían asegurado que se esperaba que la industria global del aprendizaje en línea alcanzara un valor de $ 350 mil millones para 2025.

Para muchas empresas, desde las PYMES con presupuestos limitados hasta las multinacionales que intentan limitar los gastos de viaje, el aprendizaje presencial en el aula se ha vuelto cada vez menos eficiente y demasiado costoso. Enviar a los participantes por todo el mundo, pagar facturas de hotel y otros gastos para que estuvieran en el lugar correcto se estaba volviendo insostenible, tanto desde el punto de vista económico como medioambiental.

Según los datos recopilados por el grupo de investigación con sede en EE. UU. Brandon Hall en su informe de 2019, alrededor del 60 por ciento de las empresas dijeron que planeaban aumentar el número de módulos de eLearning que estaban utilizando y el 57 por ciento planeaba aumentar el aprendizaje por video y móvil.

También hay signos de interrogación sobre cuán efectivo es realmente el aprendizaje concentrado en el aula, especialmente porque las herramientas de aprendizaje remoto se han alejado de la dependencia de técnicas de aprendizaje electrónico pasivo basadas en archivos PDF de libros de texto enviados por correo electrónico a herramientas de aprendizaje remoto que son más interactivas y basadas en equipos.

Un director de FyD entrevistado en nuestra investigación dijo que su empresa ya había comenzado a cambiar a una formación más remota por razones de costos, habiendo reducido la formación presencial del 100% al 70% de su oferta total.

Luego llegó 2020, trayendo consigo la desastrosa pandemia de Covid-19. Casi de la noche a la mañana, los equipos de Formación y Desarrollo se vieron obligados a reducir la formación cara a cara a casi cero, mientras corrían para reestructurar los cursos a un formato en línea o cancelarlos por completo.

Muchas empresas no estaban preparadas para un cambio tan repentino a una nueva forma de trabajar. En lugar de un cambio constante a nuevas técnicas de trabajo y formación, una gran proporción de empleados se encontraron en casa, solos, instalando oficinas improvisadas, abriendo una cuenta Zoom por primera vez y esperando que su conexión Wi-Fi fuera lo suficientemente buena. Muchos también estaban tratando de hacer malabarismos con el cuidado de los niños o la educación en casa de sus hijos, que de repente también dependían de las plataformas de aprendizaje en línea.

A medida que las medidas de bloqueo comenzarán a suavizarse, es necesario reflexionar sobre cómo se gestionó el drástico cambio al trabajo y la formación a distancia, y si hay casos de éxito que cambiarán la forma en que trabajamos, aprendemos y formamos a largo plazo.

Con algunos empleados que regresan tentativamente a las oficinas a principios del próximo año – con medidas de distanciamiento social y estrictas medidas de higiene – ¿habrá un cambio inmediato de regreso a la formación presencial?

¿O marcará el Covid-19 el cierre repentino de una era y el comienzo de una nueva era de reuniones “virtuales”, la formación a través de videoconferencias y el trabajo remoto se convertirá en la norma para un gran número de empleados?

Traducción libre de parte de un folleto de Hans Kramer, Business Partner de Inchainge, empresa líder en cadenas de valor de juego serio basada en los Países Bajos. (email: h.kremer@inchainge.com) 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *