REVISIÓN DE LA ISO 9001

Acabo de leer un artículo publicado por Oxebridge que es muy interesante para todos los que trabajamos con la norma ISO 9001

A continuación, doy un resumen de su contenido y, el que esté interesado en más detalles, puede obtenerlo aquí. También puede leer todo el artículo en una traducción libre mía al español, solicitándolo a través de comentarios al final del artículo.

La Organización Internacional para la Normalización (ISO) está impulsando un plan para revisar la norma ISO 9001 a pesar de un llamado abrumador de los países miembros para solo «confirmar» la norma.

En un documento oficial del TC 176, con el número N1587, el secretario del TC 176, Charles Corrie de BSI, afirmó, sin pruebas, que los resultados de una encuesta oficial de los países miembros de ISO incluían “presentaciones [que] parecen ser opiniones personales de individuos, en lugar de respuestas formales de los organismos nacionales de normalización”. Sobre esa base, Corrie anunció que los resultados no se pasaron al comité ISO “SPOTG”, al que se había encargado de revisar la norma.

En diciembre de 2020, ISO hizo circular una votación oficial entre los países miembros sobre si ISO 9001 debería revisarse o confirmarse. Los resultados mostraron una mayoría de votos por confirmar la norma, tal como está. Descontentos con los resultados, la sede de ISO en Ginebra ordenó al TC 176 que hiciera circular una segunda petición, exigiendo que los miembros justificaran sus votos «no» y tuvieran la oportunidad de cambiarlos. Esta segunda “encuesta de votación” también dio como resultado que la mayoría de los países se mantuvieran firmes y se negaran a apoyar la revisión de la norma ISO 9001. El memorándum de Corrie efectivamente descarta esos resultados, bajo el engañoso argumento de que los comentarios recibidos estaban viciados de alguna manera por personas no identificadas. El memorando completo de Corrie, con los comentarios de los miembros de ISO, se puede descargar aquí.

El memorando de Corrie es solo el último intento de ISO de anular la voluntad de los países miembros. Hasta la fecha, ISO ha ignorado o rechazado cinco votos y encuestas de miembros y partes interesadas, todos los cuales pidieron a ISO que «confirme» la revisión actual. En cada etapa, ISO siguió adelante con su intención de comenzar una «revisión temprana», algo que no está respaldado por los procedimientos oficiales de ISO.

Los países miembros de ISO piden confirmar la norma

El memorando de Corrie incluye una lista de comentarios de los países miembros, muchos de los cuales suplicaban a la ISO que no revisara la ISO 9001.

En LinkedIn, Simpson también afirmó que la pandemia de COVID justificaba una revisión anticipada, aunque Simpson no explicó por qué. Sin embargo, la realidad de COVID es la opuesta. En contradicción con la afirmación de Simpson, los países pidieron específicamente a ISO que no actualizara la norma debido al COVID. 

El comité espejo en los Estados Unidos, llamado ANSI TAG al TC 176, votó para impulsar la revisión. Japón también votó a favor de una revisión anticipada, citando impactos ambientales, pero sin explicar por qué. 

En general, ISO y TC 176 se han negado a considerar el impacto en las empresas, que se verán obligadas no solo a comprar copias de la nueva norma ISO, sino también a incurrir costos al implementar los cambios. Fuentes dentro de ISO informan a Oxebridge que la decisión de actualizar ISO 9001 ya había sido tomada por el Ejecutivo de ISO, y el TC 176 ha informado que la revisión “estaba a punto» sin importar lo que votaran sus países miembros

¿Estaría esa decisión motivada por la necesidad de ISO de generar ingresos por ventas, y no por nada relacionado con la voluntad de los países miembros oficiales de ISO?

Espero vuestras opiniones al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.